TRUCOS DEL JARDINERO

1. 

Semilleros
 



ecologia



Usa cáscaras de huevo como semilleros. Es un recipiente gratuito y totalmente amigable con el ambiente y con las plantas. 


Puedes apoyarlo en la huevera de cartón. Luego, quiebras la cáscara y lo transplantas a una maceta más grande. 



ayuda 



2. 

Regadora casera
 



tips 



Construye tu propio sistema de riego. Solo tienes que pinchar una botella y colocarla en la manguera. 


Puedes ponerle ruedas para arrastrarlo por tu jardín. 



jardines 



3. 

Esquejes en patata
 



campo 



Si tienes tus propias plantas y quieres más de la misma especie, lo mejor es reproducirlas. Con algunas puedes hacerlo con trucos sencillos, como reproducir esquejes en una patata. 


Aprende como reproducir rosas de esta manera: 



Los rosales son una de las plantas más populares en los jardines. Dada la belleza y la deliciosa fragancia de sus flores, no es extraño que así sea. Además, de ellas se puede extraer un aceite esencial que se utiliza en perfumería, cosmética, gastronomía y con fines medicinales. Si quieres tener más rosas en tu jardín, este método te servirá para propagar tus plantas. 



naturaleza 



Las patatas le proveen la humedad necesaria a los esquejes. Esto les permite desarrollar raíces sanas. Ten en cuenta que, si bien puedes hacer esto en cualquier momento del año, obtendrás mejores resultados si esperas a que el clima esté un poco más fresco. 



jardineria 



1. Corta un esqueje sano que no tenga más de un año. Su largo tendrá que rondar los 20 y los 25 cm. Cuando hagas el corte, ten la precaución de usar una tijera de jardinería que esté limpia. Si no vas a usar los esquejes inmediatamente, guárdalos en una bolsa plástica. 


2. De abajo hacia arriba, quítale las hojas marchitas hasta llegar a las primeras hojas sanas. 



huertas 



3. Llena una maceta con tierra de buena calidad y humedécela un poco. 


12 ingeniosos trucos de jardinería 



4. Toma una patata y hazle un agujero lo suficientemente grande como para que quepa el esqueje. Puedes usar una rama en punta o destornillador para hacer esto. 


Trucos 



5. Coloca un poco de enraizador sobre el lugar donde hiciste el corte y sacude el exceso. Luego, clava el esqueje en el agujero que habías hecho en la patata. 


ideas 



6. Usando una cuchara limpia, cava un pozo en la tierra. Éste deberá ser lo suficientemente grande como para que quepa la patata. 


ecologia 



7. Coloca la patata en la tierra. Cúbrela completamente, de manera tal que sólo sobresalga el esqueje. 


ayuda 



8. Sobre la base del esqueje, coloca una botella plástica limpia. La misma servirá para crear un pequeño invernadero. Asegúrate de que quede bien firme en la tierra. 


tips 



9. Coloca la maceta en un lugar cálido, alejado de la luz solar directa. Todos los días deberás sacar la botella por algunos minutos para dejar que el esqueje respire. Espera hasta ver nuevos brotes. Entre tanto, mantén la tierra húmeda todo el tiempo. 


jardines 



10. Cuando tires ligeramente del esqueje y sientas resistencia, las raíces se habrán desarrollado. 


campo 



11. Quita la botella y reubica la maceta. Llévala a un sitio soleado, donde la planta pueda recibir más luz directa. Deja que crezca un poco más, siempre manteniendo la tierra húmeda. 


naturaleza 



12. Gradualmente, deberás exponer la planta a las temperaturas de exteriores. Comienza haciendo esto unas pocas horas por día. Escoge un sitio donde el rosal quede al resguardo y reciba una buena cantidad de luz, sin que el sol le de directamente. Sigue manteniendo la tierra húmeda. 


jardineria 



13. Al cabo de una semana, la planta se habrá aclimatado y podrás transplantarla a la tierra. 


huertas 




12 ingeniosos trucos de jardinería 



4. 

Columnas verdes
 



Trucos 



Utiliza una enredadera sobre una estructura para tapar caños u otras imperfecciones en los muros. 



ideas 



5. 

Vegetales divertidos
 



ecologia 



Cuando el fruto esté pequeño, coloca un molde a su alrededor sujeto con cinta adhesiva, y crecerá adoptando su forma. 


Es divertido para que los niños coman verduras y no daña al fruto ni a la planta. 



ayuda 



6. 

Protección gratis
 



tips 


Reutiliza recipientes plásticos con tapa para que las aves no se coman los frutos antes que tú. 



jardines 



7. 

Mini invernaderos
 



campo 



Corta una botella, y con la parte inferior y la superior crea un mini invernadero para que las semillas crezcan reparadas y más rápido. 



naturaleza 



8. 

Macetas escondidas
 



jardineria 



Haz macetas perforando el fondo de algunos baldes plásticos, planta en ellas lo que quieras, y entiérralas. 


Podrás tenerlas en el jardín al ras del suelo, pero controlar su crecimiento como si estuvieran en maceta e incluso trasladarlas si te mudas a otra parte o reformas el parque. 



huertas 



9. 

Truco para tener una planta de calabazas.
 



12 ingeniosos trucos de jardinería 



Ahueca una calabaza, sin quitarle las semillas, y llénala de tierra fértil. Riégala un poco y mantenla húmeda durante algunos días. 


Al poco tiempo verás como tu nueva planta empieza a crecer. Cuando quieras transplantarla, puedes enterrar directamente la calabaza en la tierra o en una maceta más grande. 



Trucos 



10. 

Resguardo natural
 



ideas



Protege los cultivos con sus propias hojas o las de otras de tus plantas. 



ecologia 



11. 

Huerta colgante
 



ayuda



Planta tomates invertidos que pueden crecer colgados, para aprovechar todos los espacios: 



El tomate es una planta arbustiva que puede crecer en forma recta, semi-recta o rastrera. Por eso, no hay problema en hacer que crezca colgada y orientada hacia abajo. 



tips



La época ideal para sembrarlo es la primavera, ya que necesita calor para germinar. Su ciclo es anual, es decir que cosecharemos una vez por año. Si los tendremos en interior o en un invernadero, podemos probar sembrarlos antes. 


En este caso, trasplantaremos una planta que ya comenzó a crecer, por eso la época no será tan importante. 



jardines 




Materiales 


  • - Una botella de dos litros vacía


  • - Tierra fértil


  • - Un filtro de café


  • - Tijeras


  • - Alambre y pinzas


  • - Varilla de madera o palito de brochette


  • - Una planta de tomate pequeña, lista para trasplantar



campo 




Procedimiento 



naturaleza


1. En primer lugar, debes conseguir una botella de dos litros vacía y lavarla muy bien. 


2. Luego, corta su base como puedes ver en la imagen, separándola en dos partes. 



jardineria



3. Invierte la parte de abajo de la botella y prueba que encaje cómodamente en la parte superior. 


4. Con un tornillo caliente o similar, realiza una perforación en ambas partes a la vez (guíate por la fotografía). 



huertas



5. Perfora la base de la botella con el tornillo, para que luego puedas regar a través de ella y el agua caiga gota a gota. 


12 ingeniosos trucos de jardinería



6. Una vez que tengas preparadas ambas partes de la botella, sepáralas y resérvalas. 


7. Quita con cuidado tu planta o plantín de la maceta en la cual lo tenías, dejando la tierra que cubre sus raíces. 


Trucos



8. Pasa la planta entera a través del filtro de café, por el agujero. Envuelve solo la parte de tierra que cubre las raíces. 


ideas



9. Con mucho cuidado, coloca la planta invertida, dentro de la botella, haciéndola pasar por el pico. Ten mucho cuidado de que no se dañe. 


ecologia



10. Invierte la botella, coloca en la parte libre la base perforada, y une las piezas atravesando una varilla de madera. 


11. Sujeta la maceta con un alambre amarrado a la varilla, y ¡cuélgala donde quieras! 


ayuda 


tips



El tomate necesita mucho sol para crecer. Coloca la planta cerca de una ventana, o mejor, ¡al aire libre! Para regarlas, simplemente llena el cuenco superior de tu maceta colgante, y el agua irá cayendo de a una gota por vez. 


Si quieres que quede más estético, puedes cubrir la botella con una lona o tela, o con lo que más te guste. Otro sistema de plantado invertido permite colocar, en la parte de arriba de la maceta, plantas florales. 


¡Puedes adaptarlo como más te guste! 



jardines



campo 



12. 

Guíate por la luna
 


Cultivar teniendo en cuenta las fases de la luna te ayudará a organizar el trabajo en la huerta y además permitirá que las plantas crezcan más fuertes. 



naturaleza



La luna y las cosechas están íntimamente relacionadas, como lo están la luna con las mareas, con el ciclo menstrual e incluso con nuestro cuerpo en general. 


Los agricultores estudiaron durante miles de años esta relación, y fueron descubriendo poco a poco cómo aprovechar la influencia de la luna para que las plantas crezcan mejor. 


¿Cuándo es mejor sembrar? ¿En cuarto creciente, en cuarto menguante? ¿Es bueno cortar las plantas o cosechar frutos cuando hay luna llena? Quienes trabajan la tierra con sus propias manos observan atentamente la naturaleza para descubrirlo. 



jardineria



La explicación tiene que ver con la fuerza de la gravedad. Básicamente, cuando la luna se alinea con el sol o se aleja, se ejerce más o menos fuerza de gravedad sobre la Tierra. Durante la luna llena y la luna nueva, esta atracción es mucho mayor que en los cuartos creciente y menguante. 


A continuación podrás encontrar algunos consejos que podrás aplicar en tu huerta o jardín para aprovechar los cambios que se producen durante cada fase de la luna, y respetar los momentos de la naturaleza. 



Fases lunares y el comportamiento de las plantas 



huertas 



Lo primero que debemos saber para comenzar a guiarnos por las fases de la luna para trabajar en la huerta es que, en cada momento del mes, el agua "sube o baja", y por eso también hace lo mismo la savia, que es la humedad de la planta y lo que constituye su "sangre", al transportar los nutrientes que ella necesita. 


En los cambios de luna (los días que en el calendario lunar están marcados como luna llena, nueva, cuarto creciente y menguante) se producen cambios gravitacionales. Por eso, esos días no es recomendable hacer ninguna labor en el huerto: ni plantar, ni cosechar, ni podar. Los demás días del mes se dividen en dos períodos, que a su vez también se dividen a la mitad. 



12 ingeniosos trucos de jardinería 



El ciclo "creciente", que va desde la luna nueva a la luna llena, es el "ciclo húmedo", porque la savia y la humedad suben a las hojas. El ciclo menguante es el "ciclo seco", y es donde la humedad regresa al suelo. 




Trucos 



¿Qué hacer en la huerta en cada momento del mes? 


Durante el período que comprende desde la luna nueva al cuarto creciente, la savia se concentra hacia la base y raíz de la planta; por eso es un buen momento para cosechar tubérculos de los que comemos la raíz (como zanahoria y remolacha), porque en ese momento estarán más sabrosos, sanos y llenos de nutrientes. También es el momento perfecto para plantar, injertar y trasplantar plantas anuales. 


En el cuarto creciente, en cambio, la savia comienza a subir hacia las hojas. Por eso, es el momento de plantar o trasplantar hortalizas de hoja como espinaca, lechuga, coles y acelga, y plantas de fruto, como los tomates, ya que la savia colaborará con su crecimiento y podrán fortalecerse. Es también el momento para hacer injertos con mayores posibilidades de éxito. 



ideas



En la luna llena, la savia alcanza su máxima concentración en las hojas. Por eso, en los días posteriores es el mejor momento para cosechar ese tipo de vegetales. 


En esa época es cuando todos los seres de la Tierra tenemos más energía; luego de la luna llena empieza a disminuir. Es un buen momento para la poda, para plantar plantas perennes (las que duran más de un año, o los árboles) y para sembrar césped. En este momento, cuando la luna comienza a desaparecer de nuestra vista, la savia empieza a volver a la raíz, por eso es la ocasión indicada para sembrar los tubérculos de raíz, los mismos que en la luna nueva se cosechan. También, para sembrar las plantas perennes, que crecerán más fuertes. 



ecologia 



Por último, el período menguante, que va hacia la luna nueva, es el período menos activo de todos. En este momento la germinación se hace difícil, pero es momento de desmalezar, porque entonces las malas hierbas tardarán en volver a crecer. En este período también tenemos que podar las ramas que no queremos que vuelvan a crecer. 


Ésas son las nociones básicas para trabajar la huerta teniendo en cuenta las fases de la luna. Sin embargo, se puede llevar todo esto a un nivel más complejo, teniendo en cuenta, durante todo el año, cómo la luna va atravesando las distintas constelaciones. En el siguiente video puedes escuchar una explicación más clara y aprender un poco más: 




link: https://www.youtube.com/watch?v=kFHlzhcNaIk 


taringa.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario