URGENTE LLAMADO A LAS CONSCIENCIAS!!!!

Resultado de imagen para ECOLOGIA

Probablemente te preocupa el deterioro y la destruc­ción deL medio ambiente.  
Es posible que también te hayas sentido abrumado por no poder  modificar las prácticas destructivas de las grandes empresas corporaciones. 
Sin embargo, hay muchas cosas que pueden hacer los individuos. Toda tu preocupación no se malgasta si la acompañas con acción....
Puedes apoyar una legislación que proteja tu ambiente y avance hacia la armonía con otros y con el planeta. 
El medio ambiente necesita de tu ayuda. 
La naturaleza te pide socorro.

Puedes organizar a tu comunidad para crear proyec­tos para limpiar y hasta para mejorar vuestro ambiente o el lugar donde vives. 
Puedes participar en grupos nacionales e internacionales o en partidos políticos que se interesen por la protección del ambiente. 
Puedes informarte sobre el im­pacto que el individuo puede tener en las prácticas diarias que benefician al planeta.
Puedes negarte a aceptar en tu casa artículos que con­taminen el ambiente. 
Puedes aceptar sólo artículos reciclables y no los que no se pueden volver a utilizar. 
Puedes ahorrar energía y agua en tu hogar. 
Comprar productos que sean producidos por métodos no perjudiciales para tu planeta. 
Expresar ante otros tus opiniones y tu conciencia. 
Hacer sa­ber a tus proveedores lo que pueden hacer. 
Puedes sugerir muchas alternativas sencillas a quienes no han tenido tiem­po o voluntad de informarse sobre estos temas.

La gente, en su mayoría, quiere ayudar, pero se siente tan abrumada como tú. Por lo tanto, nadie se detiene a exa­minar las posibilidades disponibles. Si dedicas tiempo a es­tudiar lo que se puede hacer, descubrirás muchísimas cosas pequeñas que cada individuo puede hacer para proteger y beneficiar el ambiente donde vive.

 Podrías ayudar a educar a tu comunidad, tus colegas y tu familia en estos temas. Existen muchos grupos que se han formado alrededor de temas ambientales en especial, tales como los bosques tro­picales, los delfines, las ballenas, los elefantes, la provisión de agua y muchos otros. Podrías participar en cualquiera de estos grupos.

Una vez más, te recordamos que eres un microcosmos del todo. Cada vez que ejecutas una acción destinada a be­neficiar tu ambiente, produces un efecto sobre la conciencia colectiva del macrocosmos. La más pequeña acción tiene su impacto. Cuanto más actuéis tú y los otros con la intención de proteger y mejorar vuestro ambiente, más despertará la conciencia colectiva a la necesidad de esas acciones. 

No es sólo la lata de gaseosa que recoges en la autopista o la bolsa de plástico que retiras del bosque. Es el impacto que tiene en la conciencia colectiva tu intención, la cual, respaldada por tu acción, afecta toda la conciencia de la humanidad.

No estás solo en tu preocupación por tu planeta. Mu­chísimos otros están también preocupados. Todos formáis un vasto equipo de apoyo para el Ser que es vuestro planeta.

Hay muchos que no tienen noción del peligro que representan los problemas ambientales para la vida y el desarrollo humanos. No todas estas personas son egoístas. Muchas son sólo ignorantes. 
Puedes hacer muchas cosas para ayudar a poner a otros so­bre aviso en cuanto a la muy real amenaza que sufren la vida humana y el desarrollo de la sociedad y la cultura del hombre por los peligros que se acumulan en el equilibrio ecológico de vuestro planeta. Estos peligros no pueden ser ignorados. Si no se los vigila, muy pronto superarán la ca­pacidad humana de revertir la destrucción causada en el equi­librio de toda la vida terrestre.
Sin embargo hay algunos que, aun conociendo los peligros que una mala planificación y una codicia egoísta han creado en la ecología del planeta, siguen intere­sados sólo en sus propios deseos y en su propio poderío. Estos individuos están dispuestos a sacrificar las formas de vida no humanas en beneficio de su comunidad particular, aunque ese beneficio sea sólo financiero... 
Cuando los humanos están dispuestos a sacrificar especies enteras de vida no humana por el beneficio mate­rial de los humanos, se produce una inversión de la naturaleza. Proteger a la prole o a un individuo del peligro que representa un reptil ponzoñoso o un tigre hambriento, por ejemplo, está dentro de la maquinaria de supervivencia de todas las especies. En cambio, destruir a especies enteras de plantas o animales para obtener una ventaja monetaria es maligno.  Por lo tanto, te convocamos a trabajar por la eliminación de las amenazas contra el equilibrio ecológico del planeta. Es imperativo que los cam­bios sean efectuados ahora!!!!!

1 comentario: