Coca-Cola y Pepsi en la India


Resultado de imagen para Coca-Cola y Pepsi en la India


Han monopolizado el mercado a golpe de publicidad
y compra masiva de empresas locales, desplazando a las
sabrosas y nutritivas bebidas frías tradicionales (nmbu
pani, el lassi, panna y statu, hechas en casa o en la industria
artesanal) consiguiendo que la juventud de la India
se avergüence de su cultura alimenticia.
Están “ayudando” a que entre las niñas aumenten la
obesidad, diabetes y caries, y se consuman excesiva cafeína
y aditivos químicos diversos.
Están sustituyendo el azúcar de caña (del que la India
es productora) por jarabe de cereales con mucha fructosa.
Los campesinos productores de caña se ven privados
de ingresos al tiempo que sube el precio de los cereales,
básicos en la dieta de los pobres. El 30% de los cereales
se usan para alimentar al ganado y producir fructosa, a la
que diversos estudios relacionan con efectos para la salud
–mayor aumento de los niveles de triglicéridos y colesterol
malo y otros– peores que los del azúcar de caña.
Además, Coca-cola y Pepsi comercializan en la India
sus bebidas con niveles de plaguicidas 24 veces superiores
a los promedios estadounidenses y europeos, tres
años después de que el Gobierno de India confirmase
la peligrosidad de estos productos.
Coca-Cola y Pepsi gastan en sus fábricas entre 90 y 180
millones de litros de agua al día (4 litros para producir un
litro de refresco), y producen desechos con altos niveles
de plomo y cadmio (que la firma distribuía entre los fin-
queros como fertilizante) que contaminan las aguas cercanas
a sus plantas. Coca-Cola ha localizado a muchas
de sus plantas embotelladoras en áreas de la India propensas
a sequías, donde ya se experimentaban crisis de
agua, causando a las comunidades cercanas severas faltas
de agua y obligando a sus habitantes a caminar millas diarias
para conseguir agua
Coca-Cola acumula intentos de soborno a políticos
locales, oposición a los estudios donde se le vincula con
malos manejos, contratación a empresas para lavar su
imagen...
En India, la Coca-Cola utiliza el tema en idioma Hindi
Life ho toh aisi: La vida debe ser así.


Hay poblaciones que resisten...
Las mujeres de una pequeña aldea de Kerala consiguieron
cerrar una fábrica de Coca-Cola. Largas campañas,
sentadas y marchas ante la fábrica... El principio de
que el agua es un bien público y una propiedad común
es lo que ha conducido a la prohibición de extracción de
agua en Plachimada. 55 comunidades locales demandaron
en 2005 a Coca-Cola y Pepsi por el mismo motivo.
Otro ejemplo venido de la India son los agricultores
del KRRS, sindicato campesino del Estado indio de Karnataka,
que han realizado acciones como quemar 18 toneladas
de semillas transgénicas de sorgo de la multinacional
Monsanto o destruir el edificio de oficinas de Cargill
–otra multinacional agroquímica–, evacuando primero, eso
sí, a personas y plantas.
Más info sobre resistencias en la India en biodiversidad
la.org/content/view/full/5027
Y algún Gobierno valiente..
El Gobierno del Estado de Kerala ha prohibido a finales
de 2006 la venta y fabricación de Coca-Cola y Pepsi. Los
Estados de Karnataka, Madhya Pradesh, Gujarat y Rajastán
han prohibido los refrescos en los centros educativos y en
las cafeterías de las instituciones oficiales. La cafetería del
Parlamento indio no sirve ni Coke ni Pepsi. Y los espacios
libres de Coca-Cola y Pepsi se están extendiendo por todo
el país. 10.000 escuelas y centros universitarios de la India
se han declarado espacios libres de Coke y Pepsi.




Fuentes: IndiaResource.org, bolpress.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario