Cultivar mandarinas en maceta !!!

foto-3



1.- Elige una maceta que se ajuste a la especie de mandarino que hayas escogido. Asegúrate de que tenga orificios en el fondo para un drenaje más fácil.
2. Usa tierra rica en materia orgánica y pequeñas rocas en la base inferior para un drenaje correcto. También puedes mezclar la tierra con un poco de arena lavada para mejorar la aireación.
3.- Planta las semillas germinadas o trasplanta el árbol. Cubre las raíces y presiona la tierra en los costados, teniendo mucho cuidado de no dañar la planta.
4.- Coloca tu maceta cerca de la ventana, para que reciba la luz del sol.
5.- Si tocas la tierra la primera pulgada de profundidad seca, riega la maceta. Hazlo de forma moderada en verano y en menor cantidad en invierno.
6.- Poda los brotes que crecen a lo largo del tronco y corta las ramas rotas o muertas cuando sea necesario.
7.- Mantén su abono con mucho magnesio, zinc y hierro.
8.- Por lo general, la cosecha es entre septiembre y enero en el hemisferio norte, y entre marzo y junio en el hemisferio sur; sin embargo, esto puede variar de acuerdo a la variedad que hayas elegido. Recolecta las mandarinas con sumo cuidado para  evitar golpes u otros daños.
Además de tener un sabor dulce, esta fruta contiene vitamina C, vitamina B, ácido cítrico, y caroteno en su pulpa. La vitamina C ayuda en la formación de colágeno, huesos, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro y la resistencia a las infecciones. El ácido cítrico, es desinfectante y potencia la acción de la vitamina C.
Esta fruta posee propiedades antiinflamatorias que ayudan en el tratamiento de úlceras, problemas intestinales y digestivos; estimula la formación de anticuerpos, ya que tiene una función antiinfecciosa; contiene antioxidantes naturales; y es una de las frutas que más beneficia a los pulmones.


COMO HACER SIN GASTAR UN RIEGO POR GOTEO PARA TU HUERTA..




El goteo solar, también conocido con el nombre de Kondenskompressor, es una técnica de riego destinada a lograr un aprovechamiento óptimo del agua empleando a la energía del Sol como elemento motor del proceso del destilado y movimiento del agua. Se trata de un sistema de sorprendente simpleza y eficacia mediante el cual es posible reducir la cantidad de agua de riego en hasta 10 veces con respecto a los sistemas tradicionales de riego.
El sistema Kondenskompresor presenta además la ventaja de hacer posible el empleo de aguas salobres o incluso de agua de mar para el riego ya que las transforma el agua salada en agua dulce.
En la fabricación del kondenskompressor puede emplearse un material muy abundante y sencillo de obtener como son las botellas de plástico PET. Su fabricación e instalación es muy sencilla y esta al alcance de cualquier agricultor ya sea en un ámbito doméstico o profesional. Requiere asimismo muy poco mantenimiento siendo solamente necesario reabastecer de agua el depósito cuando sea necesario y arrancar las plantas que hayan podido crecer en el interior del Kondenskompressor.
Con la aplicación de esta técnica las plantas se desarrollan plenamente empleando exclusivamente la cantidad necesaria de agua y evitando que se evapore aquella que no es aprovechada.
Al requerir materiales que son desechos muy abundantes y al ser la fabricación y la instalación extremadamente sencillas, esta técnica puede ser muy fácilmente empleada en países pobres con prolongadas estaciones secas e incluso en las zonas desérticas con acceso a alguna fuente de agua dulce o salada (por ejemplo las próximas al mar).
Sobre como fabricar un Kondenskompressor.
Para fabricar un kondenskompressor solo es necesario disponer de dos botellas de plástico PET ( las botellas de plástico para agua) con tapa, una de tamaño más grande que la otra ( Por ejemplo una de 5 litros y otra de litro y medio). Es también posible emplear dos botellas de vidrio que reúnan estas mismas características siempre que dispongamos de algún método para cortarlas.
La botella grande ha de ser cortada para quitarle la base mientras que la pequeña se debe cortar aproximadamente a la mitad siéndonos útil solamente la parte inferior.
La base de la botella pequeña se sitúa sobre la tierra llena de agua y sobre ella se coloca la botella grande. La posición relativa entre ambas ha de permitirnos que al abrir la tapa de la botella grande podamos verter agua sobre la pequeña.



Ambas botellas así dispuestas ( El kondenskompressor) se han de colocar junto a la planta que queramos regar. Alrededor de la planta y del Kondenskompressor se pone heno, paja u hojas secas.



Sobre como funciona el goteo solar.
Formas en que el agua de un riego convencional se desaprovecha en un cultivo
Para comprender adecuadamente el funcionamiento del sistema de goteo solar es necesario conocer las formas en las que el agua se aprovecha, se evapora y se pierde en un área de cultivo con un riego convencional
Cuando regamos de manera convencional una superficie de terreno, una pequeña parte de este agua es tomada por la planta directamente del suelo a través de las raíces. La planta emplea este agua en su desarrollo y acaba siendo transpirada a través de las hojas. Es por ello por lo que para que una planta sobreviva necesita de un suministro regular de agua.
Otra buena parte del agua que cae en el suelo se evapora directamente en la atmósfera sin pasar por la planta ni ser útil para ella.
También hay que considerar que otra parte del agua, si el riego o la lluvia son abundantes, se filtra por el subsuelo hacia capas más profundas de tierra entrando en los flujos subterráneos y pudiendo no resultar útil para el cultivo.
El mayor o menor grado de transpiración de la planta y de evaporación del suelo depende del grado de sequedad del aire y de su temperatura.
Sobre el funcionamiento del Kondenskompressor.
La técnica del goteo solar funciona de manera muy similar a como lo hacen los destiladores solares, empleando la energía del Sol para evaporar el agua de una zona y mediante la forma del ingenio dirigirla hacia donde interesa.
Cuando sobre el Kondenskompressor inciden los rayos del Sol, en su interior se produce el efecto invernadero elevándose la temperatura del aire y provocando que el agua del depósito se evapore. El aire del interior de la campana se satura de humedad con lo que se producen condensaciones en forma de gotas en la pared. Mientras el kondenskompressor siga estando expuesto al Sol la evaporación continua y se forman cada vez gotas más grandes que terminan por deslizarse por las paredes y caer sobre la tierra regándola. De esta manera se reproduce el ciclo natural del agua en pequeña escala.
Cuando el Sol incide en el Kondenskompressor se produce la evaporación del agua del interior del recipiente la cual se condensa en las paredes de la botella grande
Si el Kondenskompressor permanece al Sol continua la evaporación y las gotas se hacen cada vez más grandes y comienzan a precipitar por las paredes llegando al suelo y humedeciéndolo
La ventaja de los sistemas de riego por goteo, tanto solar como el convencional, radica en que se suministra el agua estrictamente suficiente y necesaria para el desarrollo de la planta evitándose el gasto de agua en zonas donde no va a ser útil a la planta y donde finalmente se va a evaporar o filtrar, perdiéndose.
Al no haber conexión directa con la atmósfera exterior el agua no se pierde por la campana. Para evitar que exista evaporación en las áreas alrededor de la planta y del Kondenskompressor se dispone el heno o paja que mantiene la humedad en el suelo. De esta manera la única forma en la que el agua se evapora es a través de las hojas de la planta una vez ya ha sido utilizada en su desarrollo.
Versión subterránea ideal para lugares ventosos.



http://ecocosas.com



RECICLA LAS CÁSCARAS DE NARANJA.

Resultado de imagen

1- Transfórmala en una vela aromática



Al igual que para el comedero de pájaros, debes remover la pulpa de la naranja cuidadosamente –es mejor si lo haces con una cuchara– para no romper la cáscara. Asegúrate de utilizar una naranja con cáscara gruesa. Rellena una mitad con cera para velas y en la otra puedes hacer un orificio con alguna forma creativa para tener una vela cubierta en forma de esfera o simplemente utilízala por la mitad, como se ve en la fotografía.




2-Mantén los gatos fuera de tu jardín



Si eres de aquellos desafortunados que no tienen gato pero de todas formas tienen que limpiar cada mañana las heces de los visitantes nocturnos, esta podría ser una buena solución para ti. Haz una mezcla de cáscaras de naranja y granos de café y distribúyelos en torno a las heces “viejas” de los gatos y ya verás como los espantarás.


 3-Haz una delicia dulce

Corta la parte superior e inferior de la naranja y luego corta tiras de la cáscara verticalmente a lo largo de la fruta. Hierve las cáscaras en agua para remover el sabor amargo. Luego hierve las cáscaras en un recipiente con agua y bastante azúcar –como almíbar simple– para endulzarlas y déjalas por 45 minutos –si quieres puedes agregar canela o clavos de olor al agua para darle un toque de sabor extra–.  Espolvorea azúcar –puede ser azúcar blanca o rubia– en una bandeja y pasa ligeramente las naranjas por ella. Sacúdeles el azúcar extra y finalmente déjalas reposar por un día o acelera el proceso y ponlas en un horno tibio por 30 minutos para que se sequen. También uedes cubrirlas con chocolate al final.

4. Haz un aromatizante y desinfectante natural

Este práctico artilugio se llama Pomander. Todo lo que necesitas para armarlo es una naranja y muchos clavos de olor (los que vienen en ramas, no en polvo). Debes incrustar los clavos de olor en la fruta hasta cubrir toda su superficie y luego puedes colgarlo en el interior del armario, en un mueble o en la cocina –aunque aquí podrías necesitar más de uno– para evitar que el espacio tenga malos olores. Así no solo tendrás un agradable aroma cítrico sino que también mantendrás el ambiente fresco.

5. Enciende fuego

La cáscara de naranja y limón secos son buenas opciones para encender un fuego en vez de utilizar tanto papel. Huele mejor y producen menos creosota, un compuesto químico. Además los aceiten inflamables dentro de la cáscara duran más que un papel.

6. Echa a las hormigas que invaden tu jardín

Si estás cansada de encontrar tantas hormigas merodeando entre tus plantas, cocina, huerto, etc. puedes hacer una pasta con la cáscara de naranja y una taza de agua fría en la licuadora. Luego viertes la mezla en el hormiguero.

7. Haz un comedero biodegradable para pájaros

Para esto debes tener cuidado de partir la naranja –de cáscara gruesa– por la mitad cuando la comas y de no estropear ni romper su cáscara. Cada mitad de la cáscara hueca podrás convertirla en un comedero de pájaros. Solo tienes que pasar una aguja con un hilo grueso a través de la cáscara que cruce hasta el costado opuesto y después haces lo mismo del otro lado. –en el centro debe formarse una cruz–. Después rellenas su interior con semillas –cada vez que se acaben– y lo cuelgas. Con el tiempo la cáscara se degradará y caerá al suelo.

8. Decora tu hogar

Puedes hacer atractivas decoraciones para el interior de tu casa en aquellas fechas especiales como Navidad, que además tendrán un gran aroma. Solo deja la cáscara secar y deja libre tu imaginación.





RECICLANDO LATAS

1. Rallador

rallador con una lata
Si acabas de mudarte y no tienes un rallador para preparar tu ensalada favorita, o agregar queso a tus pastas, puedes improvisar uno con una lata de conservas, levemente hundida hacia adentro y con orificios a intervalos regulares. Asegúrate de que esté bien limpia y de limar bien los agujeros para que nada del aluminio pase a tus comidas. 

2. Organizador de escritorio


organizador de escritorio con latas



Si tomas algunas latas de conservas, las limpias bien y las envuelves con un papel de un estampado bonito, puedes crear un organizador de escritorio práctico y original, donde colocar tus lápices y otros útiles. Solo debes apilar las latas juntas y unirlas con ayuda de una pistola encoladora. 

3. Movil de luces

perchero de luces con latas
Si quieres darle un toque original a un ambiente de tu casa como la habitación o el jardín, o bien estás buscando ideas para decorar una fiesta especial, puedes crear fácilmente este móvil de luces, reutilizando latas de conserva chatas. Solo debes hacerles un pequeño orificio donde poder pasar un hilo para colgarlas de manera vertical en una percha, colocar una vela pequeña en cada una de ellas y colgar la percha donde más te guste. Si cortas los hilos en diferentes medidas de largo se verá asimétrico y muy bonito. 

4. Organizador de ropero

organizador de ropero con latas
Seguramente nunca se te ocurrió, pero si envuelves con tela algunas latas por dentro y las montas sobre una tabla de madera puedes crear un original organizador de ropero donde colocar tus antejos de sol, tus medias, o cualquier otra cosa que necesites tener a mano y de manera ordenada. 

5. Lámpara

lámpara con una lata
Con una lata puedes hacer también una lámpara original usándola, ya sea como pantalla o como base. Aquí puedes encontrar un paso a paso práctico para crear una y decorar con ella cualquier rincón de tu hogar.

6. Floreros y macetas

floreros con latas
Una de las ideas, quizás más simples de hacer, pero no por eso poco bonitas, es la de reutilizar las latas para crear floreros con los que decorar la mesa de luz o la sala de estar. 
macetas de latas
También puedes usarlas como macetas (siempre y cuando te asegures de perforar su base para que las plantas puedan drenar bien) y plantar allí tus aromáticas para tenerlas siempre a mano a la hora de cocinar. 

7. Organizador de baño o cocina

organizador de baño o cocina con latas
Las latas también pueden servirte para organizar tus cubiertos en caso de una reunión familiar o con amigos; o bien para tenerlos guardados en la despensa de tu cocina. Esta idea es perfecta también para mantener, en el baño, tus peines, cepillos o maquillajes siempre organizados.

Si decoras las latas o las envuelves con un papel de estampado bonito, te quedarán perfectas. 

8. Comedero para aves

comedero para aves con latas
Las latas, pintadas y colgadas horizontalmente en los árboles, pueden convertirse en bonitos comederos para aves, para que ellas se acerquen con su canto a tu jardín. 

9. Organizador de cajón

organizador de cajón con latas
Una idea muy práctica es colocar latas en un cajón para organizar en ellas todos los elementos que puedas necesitar al trabajar, como clips o banditas elásticas. 

10. Juegos para niños

zancos con latas
Las latas también pueden convertirse en prácticos juegos para niños, como estos zancos que puedes realizar fácilmente atándoles a las latas cordones para que, quien se suba a ellas, pueda caminar.

¡Además puedes pintarlas con los colores y los estilos que más te gusten!

11. Campanillas para el jardín

campanillas con latas
Con varias latas de diferentes tamaños puedes crear estas coloridas campanillas para colgar en la puerta de tu casa o en el jardín; y disfrutar de su sonido cuando el viento las mueve. 

12. Jardín vertical

jardin vertical con latas
Las latas son una excelente opción para crear jardines verticalesya sea montados sobre tablas de madera, o colgados en cordones, una debajo de la otra. 

13. Farolitos

farolitos con latas
Si dibujas un motivo en una lata y perforas su contorno, crearás bonitos farolitos que podrás colocar en tu jardín y encender por la noche con una vela en su interior. 

14. Porta velas

porta velas con latas
Mira qué originales y con estilo pueden quedar tus latas si las pintas de manera prolija con los motivos que más te gustan. Se convertirán en hermosos porta velas que nadie notará con qué están hechos. 

15. Luminaria

luminaria con latas
Las latas son una opción perfecta para las luminarias. Además de las ideas anteriores también puedes calarla y crear una pantalla muy original, o colgarlas sobre la mesa, tal como puedes ver en la fotografía.

¡Recicla y vuelve a dar vida a los objetos antes de tirarlos!
Proyectos Habitissimo
Decoracion Sueca
La Bioguia

PARA EMBELLECER EL JARDÍN...



COMO LOGRAR ESTO?


Para empezar necesitas una caja de madera como la de la foto que aparece arriba. Empieza por hacer agujeros de 5 cm. La distancia entre agujeros debería ser de aproxmadamente 15 cm.


      


Lo siguiente: ¡Plantar petunias!

Empieza plantando una primera fila de flores, luego cúbrela con tierra. 

 

Usa espuma como relleno en la parte trasera de la caja.

     


Planta las flores a lo largo de la siguiente fila y repite los pasos de antes para rellenar el resto de agujeros de la caja.

Los agujeros en la caja pueden hacer que el suelo se seque fácilmente, así que asegúrate de regarlas cada día. Un poco de fertilizante orgánico una vez a la semana también ayudará.

Y verás como van prosperando asi:










Cómo hacer tu propia cortina o tapiz colgante de macramé

Se denomina macramé al arte de hacer nudos decorativos. Ésta es una palabra de origen francés que significa nudo y que, a su vez, deriva de la palabra turca "makrama", cuyo origen es la palabra persa "mikrama", con el mismo significado.
  
El macramé es una forma textil que se da a partir del anudamiento de materiales tales como cuerdas hechas de hilo de algodón, lino, cáñamo, yute o hilo. Tiene diferentes formas de utilizarse, principalmente como colgantes de pared, cortinas o tabiques, para hacer hamacas, o para adornar el cuerpo, entre muchas otras. 


macrame


Los años´70 están de vuelta y el estilo macramé le dará un aire bohemio a tus ambientes, pero también un toque étnico dependiendo de la decoración de tu casa. Además, si lo cuelgas de una rama de árbol recuperado, puedes generar un aspecto aún más natural. 

Cuando aprendas los pasos básicos de la técnica, también podrás hacer tu propia silla de macramé colgante, o hacer macramé para colgar tus macetas.

Además, ¡solo necesitarás dos materiales para hacerlo! 




macrame cortina




Puedes combinar los colores que más te gusten, incluir cuentas o canutillos en el entramado, y hacer las modificaciones que quieras en los modelos, cuando ya tengas más práctica.

En este facilísimo tutorial aprenderás a hacer tejidos de macramé para poder lograr ese tapiz o cortina que te decorará el ambiente así como también te ayudará a cubrir un poco la luz.

DIY I - Cómo hacer un tapiz de macramé

DIY I - Cómo hacer una cortina de macramé

Aquí tienes algunos nudos para elegir el que más te guste

nudos macrame
nudos macrame 2
nudos macrame 3

Sudaruchka
Brit + Co
Edeneve Macrame
La Bioguia



¿Cómo cultivar champiñones en casa de manera fácil y económica?

Resultado de imagen para como cultivar champiñones en casa

El champiñón es un hongo comestible muy conocido en la gastronomía de todo el mundo, siendo el más común. Es nativo de Europa, aunque actualmente se cultiva en todos los continentes. Posee un sabor suave, delicado y neutro. Se adapta muy bien a diferentes formas de cocción. Usualmente se lo emplea como guarnición, en salsas, rellenos y guisados.

¿Qué materiales necesitas para cultivar champiñones en casa?

  • Micelio en grano de la variedad Agaricus Bisporus (champiñón de París).
  • Una caja de poliestireno expandido (este tipo de material se utiliza, no sólo por ser fuerte para contener la materia, sino que también permite la temperatura adecuada. A su vez no se descompone, desintegra, pudre, ni enmohece).
  • Paja.
  • Compostaje.
  • Mantillo (abono orgánico).
  • Tapa para cubrir la caja de poliestireno.
  • Resultado de imagen para como cultivar champiñones en casa

Procedimiento, paso a paso:

Antes de comenzar, te recomendamos hervir la paja que utilizarás. De esta manera eliminas cualquier hongo que viva en ella. A su vez, impides que, durante el cultivo, la paja germine.
  1. Mezcla el compostaje con un poco de paja. Humedece bien mientras lo haces. También puede agregar algunos granos de café ya que algunos expertos sostienen que esto favorece el crecimiento saludable de los champiñones. Es decir, mejora los nutrientes del suelo.
  2. Vierte toda la mezcla en la caja. A mayor sustrato, mejores nutrientes recibirá el cultivo. A su vez, esto permite una cosecha prolongada por más tiempo. Cubre toda la caja hasta 3 cm antes de llegar al borde.
  3. Por la superficie, espolvorea el micelio en grano.
  4. Cubre un dedo de altura con mantillo humedecido. Finalmente, rocía con agua toda la superficie.
  5. Tapa la caja con una tapa opaca para evitar que ingrese la luz. Mantén tapada de 5 a 8 días cuidando siempre de mantener humedecido el suelo.
  6. Cuando notes un pelillo blanco asomándose en la superficie, significa que el micelio ha colonizado sobre el sustrato.
  7. En este momento, quita la tapa y deberás tener lista una segunda tapa. En este caso, debe ser más alta que la anterior para permitir el crecimiento de los champiñones. A su vez, en el centro, deberá tener un orificio por donde podrá ingresar un poco de luz indirecta. Por allí no deberá escaparse humedad ni calor, por lo que será necesario que cubras el orificio con papel film de cocina.
  8. La caja deberá permanecer húmeda siempre en un 80%.
  9. A los 20 días ya obtendrás tu primera producción madura. Podrás cosechar cuando el sombrero del champiñón alcance entre los 5 y 8 cm de diámetro. También notarás que las láminas de debajo del sombrero tienen una coloración rosada.
  10. Cosecha retorciendo suavemente el cuerpo del champiñón. Esto hará que se suelte de la superficie.
  11. A la semana siguiente, deberías tener una nueva producción. Esto se repetirá hasta que el sustrato pierda todos sus nutrientes.

¿Cómo limpiar una pava con sarro?


Resultado de imagen para pava

El sarro es una sustancia blanca que suele concentrarse en lugares en contacto con agua caliente y que se produce cuando el agua se evapora y quedan los minerales en forma sólida.
Si no lo sacamos, el sarro puede ir aumentando su grosor y esto hará que el calor se transmita con dificultad,  por lo que vamos a tardar más tiempo y a gastar más gas para calentar el agua. El sarro puede hacer inclusive que el pico de la pava se tape.



Resultado de imagen para pava

Método para quitar el sarro de la pava

Vas a necesitar: vinagre o jugo de limón, cepillo o esponja, agua
Procedimiento: llenamos la pava hasta la mitad con vinagre o jugo de limón, completamos con agua y dejamos reposar durante al menos una hora. Luego, ponemos la pava en el fuego y, una vez que rompa hervor, vamos a ver que el sarro se ha aflojado. Con ayuda de un cepillo o esponja procedemos a limpiarlo por completo, sin refregar con fuerza porque podemos dañar el interior. Vaciamos la pava y, ya que estamos, aprovechamos para limpiar el exterior con algún producto antigrasa. Enjuagamos bien y repasamos con un trapo húmedo para dejar nuestra pava brillante.
Para prevenir el sarro podemos colocar una bolita de vidrio ( las de “jugar a la bolita”) que va a evitar que el sarro se pegue, o un corcho de botella que absorbe las sales del agua.