Como hacer que los alimentos duren lo máximo posible


Sencillos trucos para conservar alimentos cotidianos que te harán ahorrar dinero y disminuir la cantidad de comida que debes botar, así ayudas a tu bolsillo y al mismo tiempo al medio ambiente


1. Guarda las cebollas en panties (o medias) y haz un nudo después de cada cebolla. Así podrás conservarlas hasta 8 meses y, por que no, decorar tu casa:




2. Congela cebollas verdes o cebollines cortados dentro de una botella de plástico. Estarán como frescas y listas para usar con solo descongelarlas:




3.
 Compra un “huevo” para absorber el gas etileno que se acumula en la nevera:


Las frutas y verduras, cuando están el en frigorífico, desprenden este tipo de gas. 


4. Almacena las plantas delicadas como si fueran flores:



Ponlas dentro de una bolsa de plástico y átalas con una goma alrededor del tallo. Luego refrigerarlas y disfrútalas por mucho tiempo.




5. Haz que tus fresas duren más gracias al vinagre:

Prepara una mezcla con 1 parte de vinagre blanco y 10 de agua. Bañar las fresas en la mezcla y a continuación escurrirlas y secarlas. Como la mezcla es tan diluida las fresas no tendrán sabor a vinagre, pero durarán dos semanas sin ablandarse o pasarse!



6. Si tienes que guardar guacamole en la nevera hechale “spray de cocina” por encima y así conseguirás que el guacamole se mantenga verde y sabroso:

El aceite consigue es uno de los ingredientes que consigue que el aguacate no pierda su color ni su sabor.


7. NUNCA guardes las patatas al lado de las cebollas. Esto hace que se estropeen mucho antes:



8. Las patatas deben almacenarse junto a manzanas para así evitar que broten:



9.
 Una manzana podrida, puede dañar al resto:


Esto no es solo un cuento de viejas.


10. Pon un poco de mantequilla alrededor del queso para evitar que se seque:



11. Para preservar hierbas secas mezclalas con aceite y ponlas en el congelador:


12.
 Coloca los espárragos como si fueran flores:


Córtales la punta, colócalos en un jarrón con agua, cúbrelos con una bolsa de plástico y a la nevera! Se mantendrán tiernos por más de una semana. Puedes probar también a conservar así el cilantro.


13. Envuelve la parte superior de los plátanos con “film transparente”:

Así conseguirás que duren de 3 a 5 días más de lo normal. También es bueno saber que los plátanos son la fruta que más gas etileno desprende, así que mantenlos alejados de todos los otros vegetales y frutas.


14. Si colocas una servilleta de papel encima de la lechuga se mantendrá fresca durante toda la semana:

El papel absorbe la humedad que las hojas desprenden evitando así que estas se marchiten.


15. Antes de guardar el apio, la lechuga o el brócoli en la nevera, envuélvelo en papel de aluminio:



16. Usa tarros de mermelada en vez de tuppers:


Al ser de cristal, los alimentos no se deterioran tanto.


17. Lava tu frigorífico:

Por tonto que parezca, una buena higiene de tu frigorífico puede hacer que tus alimentos se conserven mucho mejor.


18. Usa los tapones de las botellas de plástico para cerrar tus bolsas:

Asegúrate que los tapones estén totalmente secos antes de usarlos.


19. Tan pronto como llegues a casa, pasa tus nueces por la sarten:

Así mantendrás el sabor de las nueces y no te preocupes, estas no alterarán el sabor de tus recetas.


20. Guarda las setas en bolsas de cartón:

Las bolsas de plástico hacen que estos se ablanden y pierdan su sabor.


21. Alcachofas – Colocar en un recipiente hermético sellado, con ligera humedad.



22. Albahaca – es difícil de almacenar bien.

A la albahaca no le gusta el frío, o ser mojada. El mejor método aquí es un recipiente / frasco hermético tapado ligeramente con un pequeño trozo de papel húmedo adentro y dejado afuera en un lugar fresco.



23.
 Frijol/Poroto




Almacenar en contenedores no herméticos y guardar en la nevera/refrigerador. Comer lo antes posible. Algunos recomiendan congelación si no se va a comer de inmediato.


24.Zanahorias – cortar las tapas para mantenerlas frescos por más tiempo.

Colócalas en un recipiente cerrado, con mucha humedad, ya sea envueltas en una toalla húmeda o mojar con agua fría cada dos días si están almacenados tanto tiempo.


25. Coliflor

Va a durar un buen tiempo en un recipiente cerrado en la nevera, pero dicen que la coliflor tiene el mejor sabor el día en que se compró.


26. Maíz

Dejar sin desgranar en un recipiente abierto si es necesario, pero el maíz es realmente mejor si se come más temprano que tarde para máximo sabor.


27. Pepino

Envuelto en una toalla húmeda en la nevera. Si estás pensando en comerlos en un día o dos después de la compra, deben dejarse en una habitación fresca.


28. Ajo – Conservar en un lugar fresco, oscuro.



29. Tomates – Nunca refrigerarlos.


Dependiendo de la madurez, los tomates pueden permanecer hasta por dos semanas afuera. Para acelerar la maduración colocárlos en una bolsa de papel con una manzana.

Fuente: http://www.upsocl.com/comunidad/


SAIKU

http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/

Como hacer tu propio horno casero para pizzas

Como hacer tu propio horno casero para pizzas


La función de un horno de mampostería es atrapar y radiar calor en el interior en su interior. El diseño de un horno de pizza debe mantener una temperatura constante en todo momento. El humo se ventila a través de la parte frontal del horno por medio de una chimenea, construida por encima de su puerta.
Este horno está construido con materiales resistentes al fuego.  los hornos diseñados para pizza tienen una construcción más ligera.

Como hacer tu propio horno casero para pizzas1

La construcción de tu propio horno de pizza te puede parecer un gran reto al principio, pero cuando ves el proyecto completo, te animarás a probarlo en tu propio patio.
Instrucciones completas de fabricación: thegardener.co.za
Aquí tienes otra alternativa bastante parecida:


ecoinventos.com/


SAIKU

http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/

!Fabrica tu mismo una bombilla casera que te dara luz sin electricidad!!





Buscando reducir la factura de la luz, cada vez hay más intentos por lograr un menor consumo de energía en nuestras casas. Uno de esos intentos son las bombillas de bajo consumo. 

Pero, ¿es posible crear una bombilla cuyo consumo sea nulo? 

Pues parece que sí y el proceso es tan sencillo que lo podemos hacer en nuestra propia casa.

Lo ha publicado la empresa coreana de diseño Hobbydesign, y se trata más bien de un trabajo manual artesanal que de un proceso técnico altamente complejo. Solo hace falta yeso, silicona y pigmento fotoluminiscente.

Lo primero es fabricar un molde de yeso de una bombilla normal. 

Este es el mismo proceso que se utiliza para hacer piezas de plástico: se introduce la bombilla en una cajita llena de yeso fresco y se deja secar. Cuando se endurece, se parte el yeso por la mitad y se saca la bombilla (previamente tratada para no quedar adherida al yeso). 

El resultado es que la forma de la bombilla queda en hueco.






Ese hueco se rellena con una mezcla de silicona y pigmento fotoluminiscente (se puede comprar en internet o en tiendas de pinturas especializadas). 

A continuación, se debe dejar secar y al separar el molde se extrae la nueva bombilla, que será de textura gomosa y color blanquecino.

No se calienta

Esta bombilla de silicona emitirá una suave luz verdosa en la oscuridad, sin necesidad de electricidad ni ninguna otra fuente de energía. Esto tiene sus ventajas y, claro, sus inconvenientes.

Por un lado, no se calienta, por lo que se puede colocar en cualquier superficie, como tela o papel, sin riesgo a que la queme y se produzca un accidente. Por otro, su potencia lumínica es limitada, sirviendo sobre todo para funciones decorativas y no tanto de iluminación principal.

Limitaciones aparte, este ingenio es un buen ejemplo de cómo la imaginación puede proporcionar nuevos enfoques para problemas diarios que a muchos nunca se les habrían ocurrido.



Fuente:http://www.logicaecologica.es/




http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/
SAIKU

ESPONJA PARA LAVAR


Las naranjas, las patatas, las cebollas y el ajo son algunas de las frutas y vegetales que suelen comercializarse en bolsas de malla plástica. Con este proyecto, descubrirás una manera útil y sencilla de reutilizarlas. Recolecta un par de ellas y transfórmalas en una esponja para lavar los platos. 

casera

1. Corta el extremo superior e inferior de todas las bolsas, de manera tal que te quede una especie de manga de malla.  La cantidad que uses dependerá del tamaño que quieras que tenga tu esponja terminada. Seis o siete redecillas serán suficientes.  

Hacete una esponja para lavar los platos casera

2. Coloca las bolsas extendidas una dentro de la otra, pero guarda la más grande que tengas para terminar tu esponja. Como tienen la forma de una manga, te resultará más sencillo hacer esto sobre tu brazo. Introdúcelo dentro de una de las mallas. Acomódala bien e introduce tu brazo en la segunda bolsa, de manera tal que ésta quede sobre la primera. Repite con todas las redecillas. Al terminar, sácalas de tu brazo y colócalas sobre la superficie de trabajo.  

3. Toma la pila de bolsas y enróllalas sobre sí mismas comenzando por uno de los extremos. Deberás obtener un tubo redondo similar a una dona, como el que se ve en la imagen superior.  Se verá mucho más abundante que la esponja terminada, pero no te preocupes, ya que luego apretujarás todas las redecillas y se reducirá el tamaño. 
 

esponja

4. Toma la bolsa grande que habías apartado en el paso 2. Haz un nudo en uno de sus extremos y voltéala de adentro hacia afuera, de manera tal que el nudo quede hacia abajo y adentro de la malla. 
   
5. Dentro de esta bolsa, coloca la dona que formaste con las otras redecillas. Introduce el nudo dentro del orificio y apretuja las mallas hasta que te guste el tamaño y la densidad de tu esponja. Cuando hayas terminado, haz un nudo en la parte superior de la bolsa externa, bien pegado a la dona. 
 

lavar

6. Por encima del nudo, quedará sobresaliendo un trozo de malla. Dóblalo hacia abajo y úsalo para envolver tu esponja nuevamente. Haz otro nudo en el extremo opuesto, cuidando que los bordes de la redecilla no sobresalgan. Esto es importante para no dañar tu mano al lavar los platos. 

7. Presiona el último nudo que hiciste hacia abajo. A la hora de usar la esponja, este nudo debe quedar sobre la palma de tu mano. 


taringa.com



SAIKU


http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/

PASO A PASO PARA REALIZAR UN CESTO CON PAPELES DE DIARIOS Y REVISTAS RECICLADOS

Si tenes diarios y revistas en tu casa y no sabes que hacer con ellos, no podes perderte esta idea que te trajimos en el día de hoy,  donde te vamos a enseñar el paso a paso para realizar un cesto con papeles reciclados de diarios y revistas.
CESTO-PAPEL-RECICLADO

Estos prácticos y hermosos cestos son ideal para utilizar para decorar la oficina, ya sea utilizándolos como tarros de papeles, como lapiceros o el uso que más te guste. Son muy sencillos de confeccionar y en unos pocos pasos lo tendrás terminado.
Lo primero que debes hacer es tomar hojas de revistas, y comenzar a realizar tubos con cada hoja. Una vez que ya tengas bastante, tienes que seguir el tutorial ya que debes intercalar una hoja con otra. Luego, comienzas a darle forma intercalando los tubos hacia arriba, y listo!
http://ideasactual.com/

SAIKU

SECANDO HIERBAS PARA INFUSIONES.

DIY - How to dry your herbs - you need herbs for soups to reduce fat and salt. Summer is coming and buy cheap fresh herbs at your local Farmer's Markets.
Lo ideal es consumir 2 o 3 tazas diarias de infusión, caldo o sopa:

1) Infusión de agracejo: Esta hierba se destaca por su acción contra la ansiedad, la angustia y la depresión, factores, que en general inducen a realizar grandes ingestas de alimentos. Pero ademas, cobra gran importancia como digestivo natural. Le recomendamos que tome 2 tazas por día hasta que comience a notar cambios.

2) Infusión de arenaria: Gracias a su acción diurética, esta hierba es la ideal para complementar un régimen para adelgazar. Dos tazas diarias serán suficientes para lograr los efectos deseados.

3) Infusión de bardana: Diurético y depurativo, el té de este yuyo colabora con el descenso de peso y con la belleza de la piel. Con 1 taza diaria todos los días, se eliminarán las toxinas que afean el cutis e impiden el correcto funcionamiento del organismo.

4) Infusión de carqueja: Esta hierba actúa como digestivo, hepatoprotector y depurativo. Beber todos los días una infusión preparada con 2 cdas. de carqueja por litro de agua es una buena manera de limpiar el cuerpo y dejarlo apto para realizar cualquier dieta.

5) Infusión  de cola de caballo: También es diurético y depurativo. Simplemente vierta 2 cdas. de hierba por litro de agua y pasado 1 minuto del primer hervor, deje decantar la preparación y cuélela. Una taza diaria es una cantidad ideal.

6) Infusión de dulcamara: Actúa como diurético y desintoxicante, por eso libera al organismo de sustancias nocivas ayudándolo a eliminarlas rápidamente. Una taza a la mañana y otra a la noche serán grandes aliados para cumplir con una dieta exitosa.

7) Infusión de espina colorada: Se utiliza como diurético y contra los cólicos hepáticos y la acidez. De ahí que una infusión preparada con esta hierba sea de gran ayuda a la hora de complementar una dieta rica en verduras, legumbres y cereales.

8) Infusión de fucus: Es el adelgazante por excelencia. Actúa contra la obesidad y el hipotiroidismo. Estas cualidades naturales hacen que 3 o 4 tazas diarias, contribuyan con el descenso de peso.

9) Infusión de hisopo: Este es otro de los reductores que la naturaleza nos brinda. En forma de infusión o de gotas  esta hierba proporciona importantes descensos en lo que a grasa corporal se refiere.

10) Infusión de pasionaria: Ataca la ansiedad y los nervios. Por ende, sus efectos son de suma importancia para llevar a cabo una dieta sin tentarnos con recetas "potentes" en el camino. Consuma 2 o 3 tazas diarias. En casos de ataques de hambre súbitos, ingiera 2 tazas juntas.

11) Infusión de zarzaparrilla: Eliminar el líquido retenido en el organismo es la propiedad de esta hierba natural. Con sólo ingerir una taza diaria, obtendrá sus beneficios.

12) Infusión de marrubio: Antinflamoria y adelgazante. Estos son los beneficios proporcionados al consumir una infusión preparada con marrubio. Incluya 2 tazas diarias en su dieta y disfrute de su nueva silueta.

13) Infusión de centella asiática: Conocida por sus positivos efectos sobre la circulación sanguínea, esta hierba anticelulítica borra paulatinamente la piel de naranja, dejándola suave y con menos pozos e imperfecciones. Tomar 3 tazas diarias de esta infusión, preparada con 2 cdas. de centella por litro de agua.


Cómo se prepara una infusión
La infusión más conocida popularmente es la que se toma caliente, pero existe también el tipo de infusión fría. Ésta se obtiene vertiendo agua fría sobre la planta y dejando reposar la preparación durante algunas horas. Para tomarla después, sólo es preciso calentarla ligeramente. La infusión fría se usa, sobre todo, cuando se quiere evitar que la planta desprenda sustancias tóxicas. Según la planta, será conveniente un tipo de infusión u otra.
La técnica de la infusión es muy efectiva porque, al no someter a las plantas a ebullición junto con el agua (el agua caliente se añade después), se evita que se pierdan o evaporen algunos principios activos. Para preparar una infusión se pueden usar una o varias plantas, según las propiedades de que nos queramos beneficiar. Comúnmente se emplean las flores y las hojas de las plantas, las denominadas partes aéreas.
Lo recomendable, por lo general, es tomar una infusión de dos a tres veces por día, después de las principales comidas. Algunas plantas ejercen una acción terapéutica inmediata. En cambio, con otras se debe ser un poco paciente, ya que pueden necesitar más tiempo para desarrollar sus efectos. Una manzanilla calentita tras una digestión pesada, una buena tila cuando nos atacan los nervios o el té rooibos que tantas propiedades posee, son un efectivo remedio en caso de necesidad o un sustituto perfecto de las bebidas con gas o cafeína. Escoge la infusión a tu medida.

Ingredientes para la preparación

- agua
- hojas o flores de las plantas que elijas
- azúcar, miel, estevia u otro endulzante natural (opcional)

Utensilios para la infusión

- una tetera (preferiblemente de vidrio, acero inoxidable o porcelana)
- un colador de algodón


http://www.terra.org/ 

(1) Coloca en un recipiente caliente las hierbas. Si has optado por la clásica tetera, introdúcelas en el colador.
(2) Vierte la cantidad de agua hirviendo que consideres necesaria.
(3) Tapa la infusión. Este paso es fundamental, puesto que, si estuviese descubierta, podrían evaporarse los aceites esenciales y perderse alguna de las sustancias activas de la planta.
(4) Deja reposar de 5 a 10 minutos. Aunque lo general suelen ser cinco, si algunas partes de la planta son duras, espera otros 5 minutos y así obtendrás todo su beneficio terapéutico.
(5) Cuela el líquido obtenido o bien retira el colador de la propia tetera y sirve.

Sugerencias y otras aclaraciones

- Usa un colador de tela de algodón. Las bolas metálicas no son simpre recomendables porque las plantas se hinchan por el calor y entonces no tienen suficiente espacio para que fluya el agua a través.
- Cuanto más delgadas y blandas sean las partes de la planta, más breve será el tiempo que necesiten y el agua podrá estar menos caliente.
- Si preparas gran cantidad de infusión, guárdala en el frigorífico tapada durante no más de 24 horas. Cuando la tomes de nuevo, caliéntala sin dejar que hierva.

http://eco-ideasreciclaje.blogspot.com.ar/


SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha