HAZ TU PROPIA LÁMPARA




                        














CONSEJOS NATURALES Y ECO

No hay texto alternativo automático disponible.


Pon un pedazo pequeño de esta cinta sobre la verruga y luego de una semana lava y estruja con una piedra pómez. Si sigues este procedimiento desaparecerá la verruga, si no desaparece sigue haciendo esto una y otra vez que pronto se irá.

La imagen puede contener: una o varias personas y texto


Esto hace que las tensiones que causamos inconscientemente al morder con la mandíbula se relajen parando el dolor de cabeza. OJO: realmente no hay que morder el lápiz, con ponerlo suavemente entre los dientes funciona.


La imagen puede contener: bebida y texto



El alcohol que contiene esta bebida es antiséptico, así que con frotarte un poco en los pies desaparecerá el mal olor.


La imagen puede contener: fruta, comida y texto


Las aceitunas y los limones contienen taninos, los cuáles ayudan al mareo y aliviar náuseas.



La imagen puede contener: comida


Hierve las hojas de repollo en leche y luego con un algodon aplica esto en la ampolla. Desaparecerá pronto.



La imagen puede contener: comida



Enjuagate los dientes con limón y agua. Así tendrás unos dientes más limpios.


La imagen puede contener: texto y comida



Pela un diente de ajo y mojalo con aceite de oliva, luego ponlo en la entrada del conducto auditivo. Así aliviarás el dolor.


La imagen puede contener: texto


El vinagre tiene propiedades antibasteriales lo cuál lo hace bueno para luchar contra la caspa. Puede combatir incluso problemas estomagales a excepción de la indigestión.


La imagen puede contener: comida y texto



Debido a que el tomate tiene vitaminas A y C, puedes triturarlo y usarlo como mascarilla para combatir distintos problemas de la piel.



No hay texto alternativo automático disponible.



Contiene vitamina E y esto lo hace buen humectante para la piel y además para combatir el eccema. El eccema es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de manchas rojas acompañadas de picor intenso.


La imagen puede contener: planta y texto


Mastica el perejil o la cebolla, pero no lo tragues. Dejalo por la zona de la muela que te duele para aliviar el dolor.



La imagen puede contener: texto



Si comes una cucharada de azúcar hará que tu ataque de hipo desaparezca. Esto hace que se sobrecarguen las terminaciones nerviosas de la lengua, haciendo finalmente que los espasmos paren.




Aprende a hacer deliciosa fruta deshidratada en casa siguiendo este sencillo tutorial

Aprende a hacer deliciosa fruta deshidratada en casa siguiendo este sencillo tutorial


La técnica de deshidratar los alimentos consiste en extraer todo el agua posible contenida en ellos, para evitar que se creen microorganismos o bacterias que causan su deterioro y putrefacción. Por eso, es una de las mejores formas de conservar los alimentos, sobre todo, cuando están a punto de echarse a perder y procedemos a desecharlos






Además, este sencillo truco os vendrá genial para tener siempre a mano un aperitivo sano y nutritivo que llevaros a la boca. Podéis hacerlo con vuestros hijos, ya que les parecerá una forma divertida de interactuar en la cocina, y aprenderán a incluir la fruta habitualmente en su dieta.
Como sabéis, no es muy difícil encontrar la fruta deshidratada en los supermercados, pero suele resultar bastante cara, por lo que también hacerla en casa puede ser un desahogo para nuestros bolsillos.
Para poder deshidratar la fruta o las verduras, necesitaréis un deshidratador eléctrico o, en su defecto y mucho más habitual, un horno convencional.

Corta las frutas o verduras en finas rodajas y extiéndelas a lo largo de la bandeja de horno. Uno de los requisitos es que la temperatura nunca debe superar los 60°C y debes dejar la puerta del horno abierta entre 5 y 10 centímetros, para que la humedad pueda salir. Si tu horno tiene ventilador, puedes ponerlo para facilitar la evacuación de la humedad.


También puedes utilizar el método más tradicional y económico de todos, que consiste en poner la fruta cortada en rodajas directamente bajo los rayos del sol. El aire y el calor se encargarán de eliminar toda la humedad contenida en los alimentos.
En el siguiente video podrás ver todo el proceso y además, aprenderás a darle un fantástico toque aromático y picante, que tu paladar agradecerá indudablemente.


http://lavozdelmuro.net

COMO ELEGIR UNA SANDÌA MADURA





















http://ecotres.blogspot.com.ar/

COMO TENER UNA FUENTE EN TU JARDÍN












Se coloca  un caño en forma de u invertida , luego se la tapa con el plástico , mas las piedras, y algunas plantas listo se consigue una fuente.
Para renovar el agua colocar  un cañito por donde salga el agua por otro lado, el tubo puede regar zonas o plantas que lo necesiten.

También  hay un control natural, peces que llaman limpiavidrios, que se nutren de alga y posibles hongos.





Ideas Deco & Estilo



Construir un deshidratador solar

Construir un deshidratador solar

Cada día concedemos más importancia a la naturalidad y la calidad de los alimentos. A veces, las últimas tecnologías consiguen resultados excelentes en este sentido, pero los medios artesanales todavía tienen mucho que decir. Por ejemplo, el secado al sol de frutas y verduras. Ningún otro método confiere más sabor a un tomate, un albaricoque o un higo. Es posible confeccionar un secador casero que permite aprovechar las excelencias de los productos de temporada durante todo el año. Es una idea mucho mejor que importar alimentos desde la otra punta del planeta, con el consiguiente impacto ambiental.
El desecado solar es algo más que un entretenimiento de fin de semana. Es una aplicación ideal de la energía solar. Los rayos pasan a través de láminas de cristal que cubren las bandejas construidas con madera sin tratar donde se han dispuesto, sobre rejillas metálicas, los alimentos. Los modelos más sofisticados pueden disponer de entradas y salidas de aire, chimeneas y acumuladores de calor, de manera que se producen corrientes de aire que aceleran y favorecen el proceso de secado.

Un método eficiente

Los métodos naturales de conservación son la clave para extender en el tiempo el disfrute de los abundantes alimentos que produce la cosecha de verano. Son un excelente medio para dar salida a un exceso de producción en el huerto o para sacar partido de los precios más bajos de la temporada. El desecado, que al eliminar el agua impide la proliferación de bacterias y mohos, es más sencillo, requiere menos trabajo y mantiene mejor los nutrientes que las confituras y otras conservas. Además, los alimentos desecados no solo no pierden nutrientes o sabor, sino que los multiplican.
Dos días son suficientes para desecar varios kilos de frutas y hortalizas.

Características básicas

Un buen deshidratador posee las siguientes cualidades:
• Deseca rápidamente, tanto como uno eléctrico.
• Posee controles de aireación para controlar la temperatura.
• Es fácil de cargar y descargar.
• Se puede desmontar y guardar. Es resistente, pero también ligero y se puede transportar.
• Resiste las condiciones meteorológicas y protege los alimentos.
• Se limpia fácilmente. No tiene rincones donde se acumule la suciedad.
• Las bandejas son antiadherentes, de materiales aptos para alimentos.

Piezas y montaje

Existen muchísimas posibilidades distintas para prepararse uno mismo un deshidratador solar. A continuación, te ofrecemos unas inscrucciones, que puedes modificar en función de tus preferencias o del material del que dispongas:
• Los materiales deben ser robustos. No valen las cajas de cartón. Es recomendable utilizar maderas macizas recicladas, siempre que estén limpias. Además, necesitaremos tornillos y cola de carpintero para unir las piezas.
• Resulta cómodo que el desecador esté elevado para introducir y sacar fácilmente las bandejas. Como base, podemos utilizar un taburete en desuso con un asiento de 50 x 60 cm aproximadamente. Si no tenemos uno, podemos confeccionarlo con los peldaños de una escalera o con cualquier listón suficientemente robusto.
• Necesitamos una ventana de madera, si es posible con cristal, de 50 x 60 cm. Se puede confeccionar con listones y un cristal.
• Los lados los obtendremos de una plancha de madera, donde recortaremos dos piezas con dos lados paralelos de 50 y 30 cm, uno de 45,5 cm y otro de 50.
• Para la parte trasera, necesitamos una tabla de 45,5 x 60 cm.
• El lado superior mide 60 x 30 cm.
• El fondo mide 50 x 60 cm. Por el lado interior, colocaremos una plancha de metal con las mismas dimensiones. Su función es acumular calor. El lateral de una caja de ordenador, que puede conseguirse en una planta de reciclaje, es válido para este fin. Debemos pintarlo de negro.
• Necesitamos una malla metálica rígida, de 30 x 60 cm. No debe tener restos de óxido o suciedad, pues deberá permanecer en contacto con los alimentos. La colacaremos sobre unos soportes atornillados en los laterales.
• Unos 10 cm por debajo de la malla, fijamos otros soportes para sostener una pantalla de tela, que actuará como absorbente de la humedad. Esta pantalla se puede confeccionar con cuatro listones de madera donde grapar un trozo de tela de algodón.
• Unimos la parte trasera al lado superior mediante dos bisagras. Así, podremos levantarla y podremos meter y sacar la bandeja de malla metálica y la pantalla absorbente. Podemos dotar esta tapa posterior de un cordel o un gancho para sostenerla abierta.
• Además, en la parte más baja, recortaremos un rectángulo de 5 x 10 cm y colocaremos un trozo de tela mosquitera y rejillas de ventilación.
• En la parte superior, haremos otro hueco. Colocaremos tela mosquitera y, con una bisagra pequeña, fijaremos el trozo de madera que acabamos de recortar y que funcionará como una ventana para controlar la temperatura.
• Un termómetro apto para hornos. Lo podemos dejar sobre la pantalla de tela absorbente, de manera que se pueda ver a través del cristal.

Listos para empezar

• El desecado se produce cuando la temperatura interior se sitúa entre los 38 y los 60 ºC. Por debajo, pueden proliferar las bacterias. Por encima, los alimentos se cocinan. Es necesario controlar la temperatura abriendo y cerrando la pequeña ventana instalada en la madera posterior.
• Cada alimento posee una temperatura óptima para su desecado.
•Una vez desecado, hay que guardar los alimentos en recipientes herméticos –si es posible, al vacío– y en un lugar oscuro y seco.

¿Cómo se usa el deshidratador?

EN UN DÍA
No hace falta ser un mago solar para operar con el deshidratador. Sólo hace falta orientarlo hacia el norte e introducir los alimentos. Si es posible, se puede girar cada cierto tiempo para conseguir la máxima exposición. La mayoría de alimentos tienen suficiente con un día para quedar perfectamente desecados. Los más ricos en agua, como los tomates o las peras, pueden necesitar una segunda jornada.
BIEN MADUROS
Debemos elegir frutas y hortalizas que se hallen en estado óptimo de madurez, recién cosechados, si es posible. Los cortamos con el grosor deseado –cuanto más pequeños y finos, más rápido se deshidratarán–, los colocamos en la bandeja y la introducimos en el desecador. No hace falta ningún tratamiento previo.
SIN ADITIVOS
Los alimentos desecados en casa están libres de sulfitos, aditivos que se utilizan en los productos comerciales y que cubren los orejones o las pasas con una característica pátina brillante y pegajosa. Los sulfitos pueden desencadenar reacciones alérgicas y asma en personas sensibles.
CASI TODO EL AÑO
No tenemos por qué esperar al verano. Desde la primavera, se disfruta de suficiente energía solar que puede servir para secar guisantes, fresas o albaricoques. En verano, esperan su turno las ciruelas, los melocotones, los calabacines, los pimientos o los tomates (el sabor de los tomates desecados al sol es realmente sensacional). Desde el final del verano y durante el otoño, también podemos desecar uvas y setas, por ejemplo.


BALCONES Y TERRAZAS

































Home & Design


MANCHAS?...AQUÍ LA SOLUCIÓN


























Lanzan en Italia fuegos artificiales sin ruido ni explosiones para no molestar a los animales en festejos navideños

La Municipalidad de Collecchio, en Parma, Italia, ha emitido un decreto prohibiendo el lanzamiento de cualquier tipo de pirotecnia a menos que la misma cumpla especificaciones de silenciosa, a efectos de no molestar a los animales durante el festejo de Navidad y Fin de Año.

Las autoridades han reconocido que serán sumamente estrictas en el asunto aunque permitirá que se sigan usando los tradicionales fuegos de artificio, pero con es limitaciones que permitan “disfrutar el color que éstos proyectan en el cielo al tiempo que se respeta a los animales”, en tanto es reconocido que éstos sufren mucho estrés con el estruendo y  las explosiones.
A modo de ejemplo se ha subido un video en YouTube donde es posible disfrutar de una verdadera fiesta de fuegos artificiales sin los inconvenientes ni molestias de estruendos y afines.

Las consecuencias en las mascotas

Más allá de las recomendaciones incumplidas entre los humanos que no pocos accidentes gneran durante as fiestas, todos sabmos que las mascotas domésticas se afectan y de modo muy duro durante los momentos “cumbre” de Nochebuena y Fin de Año, cuando el estruendo de miles de quilos de pólvora detonada convierte en un pandemónium la fiesta.
Los perros cuya capacidad auditiva en mucho más sensible que la humana aparecen entre los principales afectados (al menos son los que más conocemos en sus reacciones) y deben ser protegidos con tapones de cera para los oídos, recomiendan los especialistas.
También los gatos y los animales en general, suelen padecer el problema que es genera además de “estrés acústica” toda una serie de afectaciones en lo inmediato, algunas de las cuales pueden hasta conducirlos a la muerte.
Además, cada año decenas de animales desaparecen de sus hogares asustados por el estruendo, algunos se pierden, otros son atropellados en las calles, exponiendo incluso a los conductores a sufrir un accidente de tránsito.

http://www.aldeaviral.com/

COMO ELIMINAR EL USO DE PAPEL DE ALUNIMIO EN LA COCINA.

Resultado de imagen para papel de aluminio de cocina



Desde hace muchas décadas, el papel de aluminio está presente en casi todas las cocinas. Su uso se popularizó para envolver alimentos, transportarlos, para guardar las cosas en la nevera y para cocinar, además de otras muchas cosas. Sin embargo, el papel de aluminio es altamente contaminante y se desperdicia muchísima cantidad en los hogares.
El aluminio, al producirse, contamina enormemente. Produce contaminación de las aguas, tala de árboles, consumo de energía y emite muchísimo dióxido de carbono (CO2), aunque también, al fundirlo, se producen gases muy tóxicos y presentes en la lluvia ácida, como el óxido de azufre o el óxido de nitrógeno. Además, está hecho a base de bauxita, sosa cáustica y cal. También en su proceso de reciclaje se producen emisiones de CO2 y partículas con alto contenido en FFC, que contribuyen al efecto invernadero. Se ha demostrado que la exposición al aluminio es muy perjudicial para la salud.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina
De hecho, un estudio de 2012 demuestra que al comer alimentos que hayan estado envueltos en papel de aluminio, este tóxico material podría acabar dentro de ellos y podríamos, por tanto, ingerirlos. “El uso de papel de aluminio para cocinar contribuye de manera significativa a la ingesta diaria de aluminio a través de los alimentos cocinados”, decía el estudio.
Además, sus múltiples usos han hecho que se trate de un desperdicio del que solemos abusar. No nos damos cuenta, pero estamos acumulando cantidades enormes de este papel si lo usamos cotidianamente en nuestra cocina. El papel de plata de un solo uso supone igualmente un gasto para nuestros bolsillos. En España se gastan más de 650 millones de euros anuales en aluminio como envoltorio de bocadillos y comidas para llevar.

Alternativas para eliminar el uso del papel de aluminio

Por lo cual, es necesario dejar desde ya de usar este elemento, para tener un comportamiento ecológico y responsable y para preservar la salud de nuestra familia con estas opciones mucho más naturales y saludables. Piensa en todo lo que ahora haces con el papel de aluminio. Cada una de esas cosas puede ser sustituida fácilmente por otros métodos menos perjudiciales.

Para cubrir la comida y meterla en la nevera, o bien dejarla fuera

A veces es necesario cubrir los alimentos para que no se nos estropeen, se nos llenen de polvo o de insectos si los vamos a dejar unas horas fuera de la nevera. Para realizar esta acción, normalmente nos valemos del papel de aluminio. Si los metemos en el refrigerador, igualmente los tapamos para evitar que se sequen y dejen de ser apetitosos. Todo esto se solucionará con un pack de tuppers o fiambreras de diferente tamaño. No cuesta nada verter la comida en ellos y podremos mantenerla mucho más protegida tanto en el refrigerador como fuera de él durante días. Si hemos cocinado un guiso o una sopa y lo vamos a comer en algunas horas, podemos incluso dejarlo en la olla con la tapa puesta. Como ves, el papel aluminio es, no sólo más contaminante, sino menos efectivo e incómodo de colocar. Con este sencillo paso, estaremos evitando desperdiciar grandes cantidades de aluminio.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina

Para asar verduras o carnes al horno

Unas brochetas, verduras asadas o incluso manzanas asadas están deliciosas al horno y hasta ahora lo más común era colocar un trozo de papel de aluminio sobre la bandeja, porque obviamente estos alimentos no pueden colocarse directamente sobre ella. El papel de horno está especializado para esta tarea y es mucho menos contaminante; sin embargo, igualmente es un residuo que estamos desperdiciando, por lo que la mejor opción que podemos darte es usar siempre una fuente de horno, preferiblemente de cristal. Para asados copiosos, usaremos una grande, mientras podemos tener una más pequeña para asar guarniciones, como verduras o patatas. Su precio no es muy alto y nos servirá para múltiples ocasiones, sin almacenar residuos. La parte más costosa de este método es que luego tendremos que limpiar la fuente de horno, pero si, recién sacada, la colocas con agua templada, un chorrito de jabón y una cucharada de bicarbonato, media hora más tarde te resultará facilísimo dejarla como nueva en pocos segundos.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina

Envolver las patatas o el maíz para asarlos

Es increíble la cantidad de recetas de cocina que nos recomiendan envolver alimentos como las patatas para cocerlas al horno o a la parrilla. Sin embargo, esto no es para nada saludable y hay decenas de estudios que demuestran que de esta forma el aluminio puede pasar a nuestros huesos, incluso a nuestro cerebro, debido a las altas temperaturas que ayudan a fundir el aluminio. Además, estaremos arriesgando nuestra salud a cambio de nada, ya que los alimentos se acaban cociendo igual sin tener que envolverlos de esta forma. Te proponemos dejar de hacerlo ahora mismo, tus patatas quedarán igual de sabrosas, aunque no olvides pincharlas varias veces con un cuchillo para evitar que exploten.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina

Asar los alimentos en la barbacoa o parrilla

Muchas personas también usan el aluminio para evitar que las verduras o los trozos pequeños de carne se cuelen por las rejillas y acaben carbonizados. Hoy en día, existen recipientes adaptados para poder verter tus verduras o alimentos sobre ellos y situarlos después sobre la parrilla. Será una gran inversión. Si no quieres usar estos cacharros especiales, siempre puedes comprar varios pinchos de acero inoxidable reutilizables. En ellos podrás insertar cómodamente tus pequeños trozos de carne, cebolla, verduras, tomates cherry… una forma mucho más ordenada y limpia de comerlos. Ademas, seguro que se asan mejor ya que podrás ir girando la varilla hasta que estén hechos por todos los lados.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina

Envolver verduras para que no se resequen

Otro de los usos más comunes es envolver vegetales con papel de aluminio para que no pierdan su jugo en el frigorífico. Por ejemplo, cebollas, apio, medio tomate… Sin embargo, esto podemos arreglarlo igualmente con los tuppers mencionados antes, para eso sirven los de tamaño mini. De esta manera preservaremos nuestra nevera de olores fuertes, como el que puede causar la cebolla, y mantendremos los alimentos húmedos. Otro truco es cortar las verduras en bastoncillos y guardarlas en un vaso de agua en la nevera, aunque será necesario cambiar el agua cada tres días.

Envolver bocadillos para picnic o para llevarlos al trabajo

Esta solución a veces no es muy recomendable, ya que tras horas de sol a menudo el pan del bocadillo se queda correoso, así que con esta alternativa vamos a garantizar una protección mejor de tus alimentos, ¡y con cero aluminio y desechos!
Para sustituir al papel de plata en este caso, echaremos mano de alternativas específicas que se crearon para preservar bocadillos u otros alimentos. Se trata de envoltorios ecológicos que han ideado personas que ya se habían dado cuenta de lo perjudicial que resulta el papel de aluminio ara este fin. Uno de ellos es el envoltorio “Boc’n Roll”, que lavable, por lo que nos durará para siempre.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina
Además, su invención tiene una curiosa historia detrás: fue creado por una abuela catalana de 85 años junto con su nieto en 2008. El producto tiene una cara con poliéster y algodón (para proteger los alimentos) y otro con plástico ecológico, que los preserva de golpes y evita que se deforme. Se puede envolver el alimento adaptándose a la forma del mismo (por lo que nos valdrá igual para un sándwich mixto que para una baguette) y se cierra con velcro. Al año, una persona puede ahorrar entre 60 y 100 euros una vez adquirido el invento. Su precio es de 9 euros.
Pero no es el único producto de este tipo que podemos comprar, afortunadamente cada vez hay más demanda. Tenemos fórmulas como el Eco-bocata de Lekúe, una funda de silicona para bocadillos que los protege y los deja apetitosos, incluso si están rellenos de alimentos húmedos, como el atún o la lechuga. Tiene la ventaja, además, de que nos permite ver su contenido antes de abrirlo y que no se rasga fácilmente, como el aluminio.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina
También hay otras hechas de tela y plástico reutilizable. Encontrarás tu opción a un precio bajísimo y tendrás siempre tu fruta o bocadillos protegidos para todos los picnic que quieras hacer.
Cómo eliminar el uso del papel de aluminio en tu cocina
Con estos sencillos consejos, no sólo estarás llevando una vida más ecológica y saludable, sino que acabarás ahorrando muchísimo dinero y te olvidarás para siempre de anotar este elemento en la lista de la compra.


 http://www.ecolog
iaverde.com/