Temperaturas de hasta 50 grados fuerzan la cancelación de decenas de vuelos en EE UU

El aire se hace tan fino que los pequeños aviones que cubren rutas regionales no pueden despegar


Un avión regional de American Airlines aterrizando en Phoenix


El calor que azota esta semana el sur de Estados Unidos es tan fuerte, que algunos aviones literalmente no pueden volar. La compañía American Airlines tuvo que cancelar por eso solo este martes medio centenar de vuelos que tenían previsto despegar o aterrizar desde el aeropuerto de Phoenix, en Arizona. La alerta por las altas temperaturas, que han alcanzado los 50 grados centígrados, seguía activada este miércoles en la región.
La aerolínea utiliza para los vuelos regionales aviones fabricados por Embraer y Bombardier. El afectado por las temperaturas extremas es el CRJ que ensambla la compañía canadiense, que puede operar con temperaturas de hasta 48 grados centígrados. A partir de ese límite, el aire se hace tan fino que no puede emprender el vuelo con seguridad.
La suspensión se aplicó entre las tres y las seis de la tarde, momento en el que disparó el mercurio. El calor afecta a la habilidad de estos pequeños pájaros de acero para despegar. El aire caliente es menos denso. Eso provoca que el avión tenga que coger mucha más velocidad para compensar la pérdida de impulso que sufren los motores. El avión, por tanto, necesita una pista mucho más larga para la velocidad extra.
Bombardier precisa que no es que el avión no pueda volar físicamente por encima de una cierta temperatura. “Es el límite que pone la certificación”, explican, para operar dentro de los márgenes de seguridad que exigen las agencias que regulan la aviación comercial. Las cancelaciones se limitaron a vuelos muy cortos, con destino a localidades como Tucson, Yuma o Flagstaff.
La National Oceanic and Atmospheric Administration reconoce que la situación es inusual pese a que el calor es la principal causa de muerte relacionada con el tiempo en Arizona. Phoenix es normal que tenga temperaturas que superan los 38 grados. La alerta por las temperaturas extremadamente altas se activó este domingo. Este miércoles empieza a remitir aunque seguirán cerca de los 43 grados.
No es tampoco la primera vez que Phoenix vive una situación de calor infernal. US Airways, que ahora está integrada en American Airlines, tuvo que cancelar hace cuatro años una veintena de vuelos por la baja densidad del aire. Estos eventos meteorológicos, sin embargo, empiezan a ser más comunes como consecuencia de los efectos del cambio climático. El año 2016 fue el más cálido.
Las aeronaves de mayor envergadura que cubren rutas más largas no se vieron directamente afectadas por el desboque del mercurio. Estos aviones que fabrican Boeing y Airbus pueden despegar con temperaturas de hasta 53 grados, porque la potencia de los motores es mayor. El calor extremo afecta también a Nuevo México y partes de Nevada y California.
http://internacional.elpais.com

RECICLANDO PETS

Plantar tomates en botellas de plástico

USAR LAS PET PARA PLANTAS

Cómo Hacer un Invernadero con Botellas de Plástico


Y SI TIENES MUCHAS,,,,UN INVERNADERO

RECICLANDO SILLAS

Foto: Hometalk.

ESTAS CANSAD@ DE LAS SILLAS VIEJAS ?
SÁCALES LAS PATAS...PÍNTALAS Y MIRA QUE PRÁCTICAS AL LADO DE LA PILETA!!!!


Foto: Hometalk.


El cambio climático no nos dejará dormir bien en el futuro






Resultado de imagen para insomnio



¿Todavía seguimos pensando en el medio y el hombre como cosas separadas? Es un error muy común pensar que el cambio climático es sinónimo únicamente a desastres naturales como: inundaciones, sequías, derretimiento de glaciares, o animales en peligro de extinción. Porque todos esos fenómenos, que a primera vista parecen tan externos a nosotros, más aún si no han sucedido todavía en nuestro país, tienen una gran influencia sobre nuestros cuerpos, inciden en nuestra salud y en nuestro bienestar. 

Los científicos sociales han venido trabajando en esta línea tratando de desentrañar qué podría ocurrirnos con todos estos cambios. Un reciente estudio publicado en la revista Science explica que el calentamiento global también podría causarnos insomnio.



Nick ObradovichRobyn Migliorini, Sara C. Mednick, y otros colegas autores del estudio señalan que en un mundo donde las temperaturas cada vez son más elevadas, nos quitarán el sueño. Los más perjudicados serán los ancianos y también las personas de más bajos recursos. 

De acuerdo a esto, los científicos prevén que para el 2050 tendremos 6 noches más de insomnio al mes por cada 100 personas. Y además, para el 2099, esta cifra aumentará a más del doble: 14 noches mensuales. 

¿Por qué? Por algo muy sencillo: tanto el frío como el calor excesivo pueden alterar el sueño de todas las personas. Y esto, en su bienestar, es un efecto dominó, ya que no descansar lo suficiente incide en el estado de salud y bienestar general. 

La melatonina, hormona encargada de "darnos sueño", disminuye a medida que aumenta la temperatura corporal, generándonos problemas para conciliar el sueño. 
Para realizar este estudio, el experto en ciencias políticas que investiga el cambio climático, Obradovich, examinó datos de 765.000 encuestados de EE.UU. de 2002 a 2011 que, mediante un cuestionario señalaron sus patrones de sueño mensuales . A partir de allí descubrió una conexión entre las fechas de temperaturas más altas registradas, y las respuestas de los participantes. Y luego, combinaron las estimaciones históricas con proyecciones de modelos climáticos y detallaros los impactos potenciales del sueño de los cambios climáticos futuros. 

Aún así, estas estimaciones pueden ser criticadas, ya que se precisarían hacer estudios más profundos para observar realmente qué sucede durante el sueño con los cambios de temperatura; y, por el hecho de que las previsiones a futuro siempre son aproximadas. 

Para los autores del estudio, su investigación proporciona la primera evidencia de que el cambio climático puede perturbar el sueño humano.